Activistas Anti-Trump quedan eliminados de la red social Twitter en medio de purga digital

Por Alan Macleod – MINT PRESS

Pocos podrían haber predicho las enormes consecuencias del mitin Stop the Steal en Washington, DC, que vio al presidente de los Estados Unidos expulsado de prácticamente todas las plataformas de redes sociales, incluido su favorito, Twitter. 

En solidaridad con Trump, decenas de miles de usuarios conservadores parecen estar eliminando sus cuentas y pasando al clon de Twitter pro Trump, Parler. Las celebridades, los políticos y las figuras de las redes sociales, en particular los conservadores, han registrado la pérdida de decenas de miles de seguidores en cuestión de horas. El precio de las acciones de Twitter se desplomó un 7% esta mañana, reduciendo su valor de mercado en alrededor de 2.500 millones de dólares de una sola vez. 

Si bien la publicidad masiva generada normalmente sería una noticia positiva para Parler, que se califica a sí misma como una «aplicación de libertad de expresión», parece haber sufrido un destino mucho peor que Twitter. Google y Apple eliminaron la aplicación de sus tiendas de aplicaciones durante el fin de semana. Pero fue la decisión de Amazon esta mañana la que resultó ser un golpe más fatal. La empresa, cuyo negocio de computación en la nube, Amazon Web Services, aloja la aplicación y el sitio web, decidió retirarlo, con efecto inmediato. «No podemos brindar servicios a un cliente que no puede identificar y eliminar de manera efectiva el contenido que fomenta o incita a la violencia contra otros», dijo Amazon en un comunicado.

Sin embargo, antes de que se desconectara, los activistas e investigadores habían comenzado un proyecto para descargar y archivar grandes cantidades de información, por un total de más de 70 terabytes, incluidas publicaciones eliminadas, videos y datos de ubicación de los usuarios. Pretenden utilizarlo como evidencia para encontrar y procesar a las personas involucradas en el asalto al edificio del Capitolio el miércoles pasado, una acción que provocó la evacuación del Congreso y el Senado y la muerte de cinco personas. Quienes lideraron la acción presuntamente utilizaron a Parler para planificar y organizar los eventos y para comunicarse entre sí durante la violencia. 

El propio presidente animó a la multitud a ir al edificio y «luchar como el infierno» para detener lo que él considera una «elección robada», donde él era el legítimo ganador. “Nunca recuperarás nuestro país con debilidad. Hay que mostrar fuerza y ​​hay que ser fuerte ”, añadió. 

En respuesta, una serie de plataformas de redes sociales populares, incluidas Twitch, Twitter, Facebook y Snapchat, congelaron las cuentas de Trump con el argumento de que estaba incitando directamente a la violencia. Discord y Reddit también prohibieron los foros populares de Trump. «Esto será recordado como un punto de inflexión»: Snowden advierte contra la prohibición de las redes sociales de Trump Edward Snowden advirtió que las decisiones de Twitter y Facebook de prohibir a Donald Trump sientan un precedente peligroso para la libertad de expresión en línea.Noticias de MintPress Alan Macleod 8 ene.

Si bien muchos de los que se opusieron al presidente celebraron, el denunciante y defensor de la libertad de Internet Edward Snowden advirtió que permitir que las empresas de redes sociales sientan un precedente en el que puedan prohibir efectivamente a quien quieran de sus servicios sienta un escalofriante precedente. “Conozco a mucha gente en los comentarios [que] leen esto como ‘YAAAAS’, que, como – lo entiendo. Pero imagina por un momento un mundo que existe por más de los próximos 13 días, y esto se convierte en un hito que perdurará ”, escribió en Twitter.

Casi de inmediato, varias cuentas que no pertenecían a Trump comenzaron a enfrentar problemas, con la periodista pro Assange Suzie Dawson bloqueada en su cuenta, la cuenta del sitio web educativo para compartir archivos Sci Hub suspendida y el perfil del podcast Red Scare eliminado. Otras figuras comenzaron a exigir que las cuentas asociadas con el gobierno venezolano y chino también se eliminen de las plataformas de redes sociales. Mientras critica el golpe de Trump, Biden nombra a la jefa de la trama golpista de Ucrania, Victoria NulandNuland fue la fuerza impulsora detrás de la insurrección de 2014 que derrocó al gobierno ucraniano de Viktor Yanukovych en Ucrania y ahora se desempeñará como subsecretario de Asuntos Políticos de Biden. , golpe de estado, Joe Biden, cambio de régimen, Ucrania, Victoria Nuland,Noticias de MintPress Alan Macleod 8 ene.

Si Parler puede encontrar una manera de superar su pirateo masivo de datos y una empresa que lo aloje, aún enfrenta una serie de grandes problemas, incluido el racismo desenfrenado y la información falsa que predomina en su plataforma. También hay un gran número de cuentas falsas que pretenden representar a figuras públicas. La compañía también ha roto su promesa de absolutismo de libertad de expresión, eliminando tweets incendiarios del abogado Lin Wood que apoya a Trump pidiendo la cabeza de Mike Pence. 

Quizás más siniestro para Estados Unidos, sin embargo, es la realidad de los medios de comunicación donde diferentes grupos de personas se aíslan completamente entre sí sobre la base de la identificación política. Los algoritmos ya nos han separado de otros que piensan de manera diferente, mostrándonos noticias y puntos de vista muy contrastantes en función de nuestras acciones anteriores. Sin embargo, hasta ahora, esto estaba sucediendo al menos en la misma plataforma, lo que significa que había cierta superposición. Sin embargo, si los liberales y los conservadores utilizan sitios web de redes sociales completamente diferentes, se pierde cualquier posibilidad de debate entre partidos. 

El asalto al edificio del Capitolio el miércoles fue un excelente ejemplo de lo que puede suceder cuando un grupo de estadounidenses vive en una realidad completamente alternativa. Una mayor desintegración de los medios solo acelerará esta tendencia, haciendo que incidentes como este sean más probables en el futuro. 

Foto principal | Shutterstock

Como China está construyendo el mundo post-occidental

La iniciativa de la Franja y la Ruta puede ser el programa de Infraestructura más grande en la historia de la humanidad

Por Patrick Lawrence

No infrecuentemente, golpeo en este espacio y en otros lugares sobre «equilibrio entre Occidente y no Occidental.» Considero lograr esto como la necesidad más apremiante de nuestro siglo si queremos hacer un mundo ordenado a partir de los desquiciados y disfuncionales que los responsables de ello todavía se salen con la suya llamando a «el orden de la posguerra», «el orden liberal», «el orden global», todos los cuales son formas educadas de decir «el orden occidental diseñado e impuesto por Occidente».

Equilibrio: ¿Qué significa esto? Suena como una abstracción escamosa que vale años de sueldo para el set de think-tank. ¿Por qué uno debería querer que se diera cuenta, dado que gran parte del mundo no occidental no es dado a nuestra «democracia de libre mercado» después de todo lo que les hemos enseñado de sus virtudes y todo lo que les mostramos con el ejemplo de sus recompensas? ¿A qué llegaría el mundo si de alguna manera tuviera que ver sin el «orden», la «estabilidad» y «basado en el mercado» todo lo que Occidente está aquí para proteger y extender por todo el planeta?

Estas son algunas de las mejores preguntas que uno puede hacer ahora. Y, la bondad de Xi Jinping, es una buena semana para considerarlos. El lunes, el presidente de China concluyó una cumbre de dos días en Beijing, la primera de este tipo, dedicada a construir, tanto sobre el terreno como en los libros de historia, algo así como un nuevo orden mundial. Los chinos no están hablando en términos tan grandes. Prefieren la modesta «Globalización 2.0», o —esto de China Daily hace unos días— una nueva trayectoria para la humanidad». Ni Lexiong, profesor emérito de la Universidad de Ciencias Políticas y Derecho de Shanghai, lo dijo de esta manera en una entrevista con Los Angeles Times:«El Oeste y el Este están cambiando sus roles».

No creo en «el siglo asiático», «el siglo Pacífico», «el siglo chino» o nociones de suma cero como las del honorable profesor. Siempre hay un factor de orgullo en la conciencia de los chinos, para quienes las Guerras del Opio fueron ayer. Estas expresiones sugieren la magnitud de los acontecimientos, pero confunden en cuanto a la naturaleza de la ambición. Antes de que te des cuenta estás negociando en una variante civilizada del «peligro amarillo» Hearst conjurado a principios del siglo pasado, y, para ser honesto, muchos de nuestros hacks ya están en ello. «Un mundo post-occidental» con el que puedo vivir. Subtitulaba un libro así hace una década; China figuraba prominentemente en el argumento, y lo escribí en una famosa isla que había pasado de manos de Gran Bretaña a la de China.

Es un mundo que uno podía sentir en ese entonces, pero no del todo ver. Ahora es difícil para nosotros. Es de lo que Vladimir Putin, que parece tener una excelente comprensión de la historia, está hablando: la primera, segunda y tercera razón por las que se supone que detetamos y le tememos. De eso se trata a formaciones como los BRIC (Brasil, Rusia, India y China). Es lo que Hassan Rouhani, el presidente reformista de Irán, está tratando de cruzar (como lo fue Mohammad Khatami, el admirable reformista antes que él). La bandera de Xi es tan grande como la plaza de Tiananmen.

Las cámaras políticas de Occidente, washington a la cabeza, tienen cuatro respuestas a este fenómeno histórico mundial que se desarrolla. Lo ignoran, lo descartan como poco probable que funcione, o lo marcan a interés propio cínico o a un complot para acumular poder. Barack Obama y Jack Lew, su secretario del Tesoro, dieron un ejemplo perfecto de la primera táctica cuando, en 2015, se negaron a unirse al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, la alternativa de Beijing al Banco Mundial y su filial asiática en Manila. Una llamada más estúpidamente arrogante que uno no puede imaginar. Ahora nuestra siempre obediente prensa nos sirve el argumento de la impracticidad y el argumento del caballo de Troya: dobles primicias esta semana, con aspersiones en la parte superior.

Cuando surgen oportunidades, existe la cuarta respuesta: Subvertir cualquier esfuerzo para reemplazar el desorden occidental liberal por todos los medios disponibles, como si al apoderarse de las manos del reloj se puede detener el tiempo. Gandhi lo dijo mejor (aunque la atribución está en disputa): Primero te ignoran, luego se ríen de ti, luego te atacan, y luego tú ganas.

Ahora estamos en la tercera etapa de la progresión. Ya no hay más burla, pero el proyecto chino tal como se ha dado a conocer está fundamentalmente equivocado. Debe ser: No es así como lo haríamos. Como la cuarta y última etapa se encuentra en la distancia media, considerémoslo en el contexto del confab de esta semana en Beijing.

Beijing ha estado en el pensamiento grande durante mucho tiempo. A finales de la década de 1990, cuando se hablaba de un Fondo Monetario Asiático y de una «arquitectura financiera regional», China tomó medidas considerables para estabilizar otras monedas asiáticas devastadas por embestidas especulativas. Al mismo tiempo desarrolló relaciones formales con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, en el fondo una criatura de la Guerra Fría. En 2001, se fundó la Organización de Cooperación de Shanghái, reuniendo a las cuatro repúblicas de Asia Central más Rusia para desarrollar intereses mutuos en todos los ámbitos: políticos, económicos, diplomáticos, estratégicos, etc. India y Pakistán,signo de los tiempos, se unieron como miembros de pleno derecho hace dos años.

China ha estado empujando hacia el oeste y el suroeste en pos de puertos, rutas terrestres, economías estables, mercados globales.

Mira un mapa y olvídate del Mar de China Meridional por un momento: China ha estado empujando hacia el oeste y el suroeste en pos de puertos y rutas terrestres, economías estables y mercados globales. Y por «hacia el oeste», pronto se hizo evidente, Beijing significaba «Hacia el Oeste».

Xi se convirtió en secretario general del Partido Comunista en 2012 y presidente de la República Popular un año más tarde. Desde entonces, ha sido un gran movimiento tras otro: anunció el AIIB, la alternativa antes mencionada del Banco Mundial, tan pronto como se convirtió en presidente. Mientras Obama y Jack Lew doblaban los brazos, el mundo se amontonó. El banco está ahora capitalizado en 250 mil millones de dólares, puede prestar dos veces y media eso, y tiene 77 miembros, siete incluidos el día antes del foro de tiendas grandes de esta semana. (Me hubiera encantado estar en la habitación cuando Lew se enteró de que incluso los británicos se unieron, lo que fue rápidamente después de que el banco fue lanzado.)

Los proyectos ahora suman casi 1.700, y el dinero involucrado es impresionante, billones de dólares.

La cumbre de esta semana se llamó el Foro del Cinturón y la Carretera. Esta iniciativa se encuentra en lo más alto de todo lo que acaba de esbozar. Cuando Xi lo anunció —de nuevo, tan pronto como asumió la presidencia— se llamó Proyecto ruta de la Seda. Es casi con toda seguridad el programa de infraestructura único más grande de la historia de la humanidad, destinado a construir vínculos que conecten a China y Oriente Medio, Europa y Africa. Calles laterales, llamémoslas, conducen al sudeste asiático y a otros lugares. Se trata de carreteras, ferrocarriles, centrales eléctricas, puentes y túneles, redes de comunicaciones. Los proyectos ahora suman casi 1.700, y el dinero es impresionante: la financiación —inversiones públicas y privadas, empresas conjuntas, préstamos, ayuda al desarrollo— llegará a billones de dólares.

El mundo está escuchando: Por conteos duros asistieron casi 30 jefes de Estado. António Guterres, secretario general de la ONU, estuvo allí; también lo fueron los jefes del Banco Mundial y del FMI. Trump estuvo a punto de cometer el error de Obama: hasta la semana pasada planeó enviar a Eric Branstad, un truco político que dirigía la campaña de Trump en Iowa y ahora tiene un escritorio en Commerce. Al final cambió a Matthew Pottinger, un ex corresponsal de noticias (a veces hacemos el bien) y ahora la mano residente de Trump en Asia en el Consejo de Seguridad Nacional.

Una mejora modesta, pero difícilmente una indicación de que la administración Trump tiene idea de qué hora es. Justo antes de que comenzara el foro, Washington anunció un acuerdo comercial con Beijing, pero es simbólico en el camino de los empleos de Carrier en Indiana. Mis fuentes en los círculos financieros me dicen que el Equipo Trump está negociando ahora la membresía en el AIIB, el punto de apoyo es cuánto contribuirá Estados Unidos al capital del banco. Memorándum al presidente Xi: Cobrar al Tesoro un cargo por retraso.

Yno tienes que decirme lo que has leído sobre Cinturón y Carretera los últimos días: estoy leyendo lo mismo. El Financial Times es el único periódico occidental que conozco que tuvo la honestidad para decir de la iniciativa: «Existe la posibilidad de que haga algún bien real». Por lo demás, se puede reducir a uno u otro tipo de descuido egoísta o imprudencia o ambos.

En el lado ideológico: Cinturón y Carretera «es una cortina de humo para la expansión del poder de China». Pekín está «exportando su modelo de desarrollo impulsado por el Estado». Es «dispensar las reglas de las instituciones occidentales». La iniciativa es «influencia a través de la infraestructura». Por el lado de la auto-servicio: «El cinturón y el camino están inherentemente en los intereses económicos de China». China está «desarrollando mercados para sus exportaciones». Es «construir negocios para su sector de la construcción porque la economía en el país se está desacelerando». Por el lado poco práctico: «Muchos de estos proyectos no tienen sentido para el negocio». China está entristecendo a las naciones más pobres con una deuda gravosa. Algunos préstamos fracasarán. Hay corrupción en los mercados a los que China está enviando sus fondos. China está construyendo un ferrocarril en Kenia «que facilitará la entrada de mercancías chinas en el país». (Hay medio pensamiento para ti.) Otro ferrocarril, en Laos, va a perder dinero por más de una década.

Una y una vez. Hay algunas cosas pasando aquí.

El poder está cambiando, y eso es en parte porque Occidente todavía está atascado en lo que equivale a una conciencia colonial.

Uno, con excepciones, aquellos que administran las instituciones estadounidenses —la gente de políticas, los empleados de la prensa— o bien no tienen ni idea de la mayor importancia de lo que ahora presenciamos o simplemente no pueden enfrentarlo. El poder está cambiando, inexorablemente. Esto no es sólo como una función natural de la longue durée del desarrollo. Es porque Occidente, todavía atascado en lo que equivale a una conciencia colonial, no tiene regreso. Cualquiera que haya vivido en un país en desarrollo que también es una antigua colonia lo entiende. ¿Cuándo fue la última vez que los Estados Unidos construyeron Laosianos un ferrocarril en cualquier término, no importa los (préstamos de bajo interés, plazos extendidos) de China? Piensen en lo que un siglo de vínculos fraternales con los Estados Unidos ha dado a Filipinas: Hay que empezar con la pobreza, la prostitución, la droga, el crimen, la desesperación, todo desenfrenado. No se pregunte por qué al presidente Duterte le gusta ahora pasar su tiempo en Beijing (al igual que los malasios, los tailandeses, los vietnamitas). Nosotros, yo uso el término estrictamente como taquigrafía, no podemos imaginar una nación que piense que un mundo con menos ganas es una ruta más segura al orden que el dominio sin tener en cuenta seriamente la falta.

Dos, mientras nos perdamos en los problemas que puede desarrollar la iniciativa de China, no hay necesidad de reconocer sus motivaciones fundamentales. ¿Hay interés propio en los grandes planes de Beijing? ¿Existen riesgos? ¿Podrían flaquear algunos proyectos? ¿Harán dinero las empresas chinas? Sí a todos. ¿así que? China también ve ventaja en la prosperidad de los demás, y este pensamiento sobrearca en las otras por muchas magnitudes. Esto tiene que ser cuadrado con todos los relatos reduccionistas de los chinos como meramente egoístas.

La crítica de los planes de Cinturón y Carretera de Xi Jinping que ahora emanan de Occidente se entiende mejor como un espejo.

Tres, todas las críticas a los planes de Cinturón y Carretera de Xi que ahora emanan de Occidente se entienden mejor como un espejo. ¿La imposición de una ideología, «el modelo chino», un imperativo de ser como nosotros? ¿La proyección del poder sobre otros pueblos? ¿Préstamos y proyectos de desarrollo estructurados en beneficio de la nación dominante? ¿»Condicionalidad» a la manera de los multilaterales occidentales? ¿El cultivo de la corrupción para ganar influencia? ¿La amenaza de intervención? Dale la vuelta y tienes una foto de la política occidental, Estados Unidos el practicante más consumado, desde 1945. Si bien la Guerra Fría trajo complicaciones para los chinos (como para todos los demás), simplemente no hay comparación de su historial en estos asuntos con los aliados del Atlántico central de Estados Unidos o Estados Unidos. Recordemos los Cinco Principios que Zhou Enlai avanzó (junto con Nehru) en la Conferencia de Bandung en 1955, sin injerencia el pensamiento animador en cuatro de ellos. Xi prácticamente los recitó esta semana en Beijing.

«China se ha aprovechado de la ventaja estratégica», escribió una buena fuente en Beijing (un occidental enchufado) mientras sacaba conclusiones. Esta es una realidad muy puntiaguda. Enfáticamente, los chinos se entienden a sí mismos como un pueblo no occidental. Dependiendo de con quién esté hablando, tienen perfectamente claro que su intención es reclamar, para sí mismos y para los demás, la plenitud de la existencia humana hasta ahora sólo disponible para el occidental. Esta es una definición en miniatura de «paridad», tal vez.

Mucha gente, demasiado dentro de la ideología occidental y sus suposiciones, puede sentirse incómoda con la idea de que naciones como China están poniendo fin a siglos de hegemonía atlántica. La tarea es comprender que hay perspectivas alternativas, apelando a la sensibilidad o de otra manera: otras ideas de democracia, otras ideas del lugar del estado, el lugar del individuo, el valor de los bienes públicos, los límites del mercado, etc. «El desarrollo como libertad», argumentó Amartya Sen en un libro de ese título a principios de este siglo. Los occidentales no están acostumbrados a pensar en esos términos. La mayor parte del mundo todavía debe.

Carta Pública al Presidente Nicolás Maduro de Alexis Ramirez Exgobernador de Mérida

Carta Pública al Presidente Nicolás Maduro de Alexis Ramirez Exgobernador de Mérida.

Por Alexis Ramirez

Sábado, 02/01/2021 09:12 AM

Ciudadano Nicolás Maduro Moros.

Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

Su despacho.

Ciudadano Presidente, he decidido escribirle en vista del planteamiento y la ejecución de una serie de políticas que ha venido asumiendo usted y todo su gabinete ministerial de gobierno; viendo su alocución del 29 de diciembre junto a Gobernadores y Alcaldes decía usted nuevamente que solo el comercio estaba dolarizado y que la economía venezolana mejoro este año y en consecuencia se quintuplico respecto al año anterior, ante esa afirmación, es realmente impresionante como usted maneja las cifras del país cuando ni siquiera el BCV ha publicado cifras que permitan sustentar lo que usted dice en cadena Nacional; ¿A qué mejoramiento económico se refiere? cuando casi toda la economía se maneja bajo la distorsión inflacionaria de divisas más absurda y capitalista que hemos vivido, no solamente es el comercio, son los alimentos, las medicinas, la gasolina que ustedes mismos dolarizaron, los servicios como el gas que también se paga en dólares, el pasaporte y trámites administrativos, amen, de las comisiones que debe dejar cualquier ciudadano para que se le garantice una buena atención por parte de la burocracia corrupta que azota la patria tan igual o peor que las mismas sanciones del imperio, esa economía depredadora injusta y desigual impera en el país, por la sencilla razón que el Estado se hace cada día más pequeño, minúsculo, débil y es manejado por los sectores de la burguesía tradicional y la nueva burguesía explotadora y una clase política que no se extrémese ante el incremento desmedido de los precios en dólares y la reducción del consumo más brutal y cruel que hayamos tenido los trabajadores cuyo salario en bolívares no vale la pena ni mencionar, del mismo modo, que el sistema de bonos y protección social que se diseñó para el pueblo.

Sr. Presidente, si de algo estamos consciente es que hoy la economía Venezolana está siendo atacada como nunca antes, usted sabe muy bien que el imperialismo y su derecha lacaya, apátrida, corrupta busca matar la esperanza bolivariana en nuestro país, acabar no solo con los grandes aportes y logros hechos por nuestro pueblo bajo la dirección del comandante Chávez, sino desgastar las bases espirituales de este gran proyecto continental, es por ello que le escribo para que usted rectifique y enmiende la política que hasta ahora ejecutan. Vemos con preocupación que hoy se apodera del mando una corriente que no le importa para nada la privatización, desnacionalizando todo a su paso, anteponiendo lo privado por encima de lo público bajo la vieja conseja neoliberal «Lo público no sirve, lo privado si» estos grupos intentan borrar la iniciativa de las nuevas formas de organización fundamentada en la nueva economía social y medios de producción bajo la orientación de Chávez, donde nos decía repetidas veces «la patria o es socialista o no es patria»

Hoy vemos con preocupación cómo nuestros adversarios como Fedecamaras, Consecomercio las viejas y nuevas burguesías que se han aprovechado de los grandes negocios del país, aplauden el proceso de privatizaciones que desde el gobierno se lleva en marcha entregando la economía a los privados y a las trasnacionales y se niega la batalla en defensa del proyecto de Chávez. Sr. Presidente, el hecho de que nos bloqueen y nos hagan la guerra, no significa que se deba entregar las riquezas de nuestro país, que es patrimonio de todo los venezolanos y se renuncie a la política que nos dejó Chávez como: la plena soberanía petrolera, minera, agraria, forestal, turística, industrial científica y tecnológica expresada en el Plan de la Patria Socialista. Este pueblo se merece que los «hijos» de Chávez les respeten y les defienda su soberanía económica, sus riquezas, su patrimonio, su cultura y su espiritualidad.

Sacrificar nuestra esperanza socialista de vivir un mundo de justicia, igualdad y dignidad bajo la táctica y el coqueteo con los capitalistas cuyo objetivo es llevarnos a vivir en el infierno neoliberal, es retroceder en el proyecto revolucionario, además usted bien sabe que ya lo hemos

vivido. De esta crisis estoy seguro que podemos salir adelante con nuestros propios pies, con nuestras propias fuerzas, con los poderes creadores del pueblo, no escuche los cantos de sirena, convoque la unión nacional verdadera, no mire el reloj de los capitalistas, ese tiempo en Venezuela se acabó, mire con detenimiento y en forma reflexiva el reloj del pueblo y vera el tiempo futuro, luminoso, esperanzador y victorioso.

Por ultimo Sr. Presidente, quizás lo que escribo no le guste a usted y a la dirección política del PSUV, pero sepa que no me importa, posiblemente muchos de los que están a su lado comparten mi opinión y no la dicen, pero si algo nos enseñó Chávez fue a decir las vainas. Sepa usted que en el Chavismo hay reserva moral, que está allí esperando un cambio, una rectificación verdadera, y no faltara aquel que después de expresar mis opiniones diga que soy de la CIA o me compro la derecha, tampoco me importa, sé quién soy y como decía el gigante Fidel, tengo la paciencia de Job y la sonrisa de la Mona Liza, tengo un chaleco moral y a cuestas el morral de Chávez, no pertenezco a su Izquierda Exquisita, ni a la Izquierda Trasnochada, pertenezco al pueblo y a la izquierda popular Chavista, Bolivariana, Revolucionaria y Socialista que le invita a usted y a su «distinguido gabinete»a que VUELVAN CARAS y se incorporen nuevamente por el camino de Chávez.

Le deseo a usted y a su familia un FELIZ AÑO 2021.

Por el Camino de Chávez Venceremos.

Viva Chávez, viva la Revolución, y viva la Patria Socialista.

Atentamente.

Alexis Ramirez.

Exgobernador del Estado Mérida.

Militante Revolucionario.

El 2021 tiene que ser el año de la unidad revolucionaria

Por Red Latina

Termina un difícil año 2020, marcado por los efectos devastadores de la pandemia y la continua represión contra el pueblo por parte de Piñera. A su vez, miles de presos políticos todavía se mantienen dentro de las cárceles de nuestro país, a la par que continua la impunidad frente a los asesinatos y mutilaciones cometidos por agentes del estado durante los primeros meses de la revuelta popular.

Sin embargo, el pueblo chileno ha demostrado un estoicismo único frente a las adversidades. El contundente y categórico triunfo en el plebiscito de Octubre de este año, con prácticamente un 80% a favor de la opción Apruebo y Convención Constitucional, constituyen un golpe contundente a las expresiones más reaccionarias del pinochetismo que hoy ha perdido cualquier viso mínimo de legitimidad después de todo este proceso.

Lo anterior no ha de hacernos bajar la guardia, considerando que la extrema derecha ha tendido progresivamente a ocupar métodos cada vez más agresivos y no democráticos para sostenerse en el poder. Acciones que claramente se van a ver con más fuerza a medida que vayamos avanzando hacia las presidenciales de 2021.

En ese marco, la unidad de todas las fuerzas populares y de masas que han emergido desde la revuelta en adelante se vuelve imperativa. La necesaria confluencia de las asambleas territoriales y organizaciones del pueblo debe avanzar hacia una gran confederación de todas las fuerzas del campo social, que permita no solo desbordar los límites del proceso constituyente sino sentar las bases del nuevo estado democrático popular que puja por nacer a pesar de los intentos de la reacción de silenciar una vez más mediante la fuerza a nuestro pueblo.

Los partidos políticos deben dejar de limitar la discusión de la unidad como una cuestión meramente inter-partidaria y ceder sus estructuras al movimiento social a miras de los futuros procesos eleccionarios, así como también ponerse a disposición de las asambleas y espacios de masas que llevan años preparándose para este momento.

De lo que refiere a la posibilidad, en lo inmediato, de un eventual gobierno popular, las fuerzas populares deben apoyar a quienes consideren capaces de profundizar el proceso de cambio iniciado el 18 de Octubre, pero siempre manteniendo una postura crítica siempre necesaria en todo momento cuando se trata de juzgar a los que busquen ocupar el poder del estado. La crítica, siempre que se haga desde una posición revolucionaria y no reaccionaria, resulta fundamental para el futuro de las transformaciones que nuestro pueblo tanto ha luchado y que hoy, como nunca antes en la historia, parece ser que están más cerca que nunca de concretarse en una nueva constitución nacida desde el seno de la lucha popular.

Notas sobre el triunfo popular del 25-O

Por Pablo Parry

El avasallador triunfo en el plebiscito constitucional del 25 de Octubre ha abierto una oportunidad histórica de refundar nuestro país desde sus bases y junto al pueblo, cuestión que va a marcar los destinos de la patria durante los próximos 40 años.

En función de aquello, me parece que es posible sacar varias conclusiones respecto al resultado de este plebiscito y de las cosas que vendrán en el futuro inmediato:

1) En primer lugar, el plebiscito ha dejado desnudo al pinochetismo como una fuerza política y social totalmente minoritaria, reaccionaria y no representativa de las mayorías. Si miramos los resultados del rechazo, estos apenas representan 1/14 de todo el padrón electoral y 1/19 de la población total de nuestro país, además del marcadísimo carácter de clase que le pesa al momento de indagar sus principales nichos electorales (En Santiago, esta opción ganó principalmente en Vitacura, Las Condes y Lo Barnechea, parte del sector oriente de la capital y algunas de las zonas más pudientes del país). Otra razón más para celebrar la gran victoria que nuestro pueblo, sin partidos ni caudillos, se ha anotado en la jornada de ayer.

2) Que el pinochetismo haya sufrido un golpe mortífero no implica que debamos darlo por derrotado. Solo podremos asumir eso una vez hayamos acabado para siempre con todo el legado de la tiranía, desde su constitución, pasando por su modelo económico y terminando con sus FFAA. En ese sentido, es imprescindible la más amplia unidad de todos los sectores políticos y sociales frente a las futuras elecciones de convencionales del próximo año, así como también de los comicios municipales, regionales y presidenciales.

3) Ante la derrota categórica del Pinochetismo en este plebiscito, y su vaciamiento de toda legitimidad moral y social, me temo que no es descartable que la derecha empiece a optar por vías insurreccionales cada vez más agresivas e intensas, cuestión que se ha venido viendo hace bastante tiempo al menos desde Octubre del año pasado. Si todavía esta por verse que tan efectivo políticamente sería dar un giro como ese, en condiciones que 1) la opción militar o de represión abierta del movimiento popular ha fracasado rotundamente tras el estado de emergencia de 2019; 2) el repudio masivo de la población a la emergencia de grupos de choque como los que se han visto en las marchas del rechazo 3) el retroceso progresivo de las derechas a nivel regional, y con más fuerza tras las elecciones en Bolivia, con lo que se reduce el apoyo internacional a una intentona como esa; 4) La crisis interna de los EEUU con el consecuente debilitamiento hegemónico aparejado a ello.

4) Es innegable dar cuenta del hecho que la mitad del electorado no participó de esta elección. Ello da cuenta de la profunda desafección de la sociedad chilena hacia el sistema político y la política, cuestión que a pesar del enorme efecto movilizador de la revuelta popular, no ha cambiado mucho. Que logremos desbordar este proceso constitucional desde el pueblo depende que podamos ir y convencer a los que se abstuvieron de que otro país es posible si todos pujamos por el cambio social.

5) En el corto plazo, el movimiento popular debe redoblar sus esfuerzos en la calle y en las asambleas populares, a miras de convertir la convención en una verdadera asamblea constituyente libre y soberana.

Bolivia: Triunfo aplastante – OEA en el suelo – Ultraderecha al acecho

Por Pablo Parry

El triunfo del Movimiento al Socialismo (MAS) y de la fórmula electoral Arce – Choquehuanca en Bolivia representa una derrota contundente contra el golpe de estado que derrocó al presidente Evo Morales en 2019, así como un clivaje que marcará un giro en la política regional hoy dominada por los sectores más reaccionarios de la derecha latinoamericana.

El fracaso de las dos principales alternativas de la derecha (Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho) ha sido de tal magnitud que ni siquiera sumando toda la votación son capaces de generar una mayoría social y política. Los costos de la crisis económica y de la gestión sanitaria del COVID-19, así como la brutal represión a la que fue sometido el pueblo boliviano tras el golpe, pasaron una factura notable a las fuerzas reaccionarias que rompieron el orden democrático el 10 de Noviembre del año recién pasado.

A lo anterior se debe sumar la complicidad de la OEA y de su Secretario General, Luis Almagro, quienes validaron la asonada golpista acusando un falso fraude electoral por parte del MAS en las elecciones pasadas, cuestión que con el avasallador triunfo de la formación azul este 18 de Octubre quedó totalmente desmentido, considerando que Arce Catacora ganó en prácticamente los mismos lugares en donde había sido re-electo el presidente Evo en los comicios del año pasado, principalmente en las zonas del área occidental de Bolivia (A saber, La Paz, Cochabamba, Oruro, Pando, entre otros) que han sido, al menos desde 2006 hasta la fecha, bastiones electorales del masismo.

Sin embargo, hay elementos que no pueden ser mirados en menos para efecto de la coyuntura política que se abre a partir de estas elecciones. Si bien la reacción ha sufrido una durísima y contundente derrota en este proceso, no se puede desconocer que la extrema derecha se ha logrado consolidar como una minoría fuerte y bien organizada. Al ver los resultados electorales, es imposible ignorar el hecho que, tomando la votación de Camacho y Chi Hyung Chung, la ultraderecha se acerca peligrosamente al millón de votos. Aquello indica que existe un sector importante (aunque minoritario) de la población boliviana que se ha visto permeada por la «bolsonarización» de la política latinoamericana, principalmente en los departamentos de Santa Cruz y el Beni, lugares históricamente contrarios al proyecto político del MAS y que han destacado por ser reductos del golpismo y del separatismo que, en 2009, llevó al país al borde de la balcanización.

Ante estos hechos, el nuevo gobierno tiene la responsabilidad y el deber histórico de enfrentar la amenaza latente que implica el nacionalismo santacruceño, así como la refundación de las FFAA y la depuración de aquellos elementos reaccionarios que hicieron posible el golpe de 2019. El futuro y la continuidad del proceso de cambio depende de ello.

Áñez reconoce triunfo de Arce Catacora en elecciones presidenciales

Por #RedLatina

La Presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, ha reconocido en su cuenta de Twitter el triunfo del candidato del Movimiento Al Socialismo, Luis Arce Catacora, y de su compañero de lista, David Choquehuanca, esto en unos comicios presidenciales marcados por la lenta entrega de los resultados y el acoso a observadores internacionales.

«Aún no tenemos cómputo oficial, pero por los datos con los que contamos, el Sr. Arce y el Sr. Choquehuanca han ganado la elección. Felicito a los ganadores y les pido gobernar pensando en Bolivia y en la democracia», señaló la mandataria, quien fuera designada en un Senado sin quórum durante los primeros días del golpe que derrocó al Presidente Evo Morales en 2019.

Mientras, miles de simpatizantes del MAS han salido a las calles de las principales ciudades del país a celebrar el contundente triunfo en las elecciones presidenciales, luego de 1 año fuera del poder.

17 de Octubre de 1945: Inicio de la Revolución Argentina

Por #RedLatina

Hace 75 años, la República Argentina era epicentro de uno de los movimientos revolucionarios más importantes de la historia moderna de Nuestra América, así como inspiración de diversos procesos similares que sacudirían con fuerza el escenario político latinoamericano durante gran parte del Siglo XX.

La «Década Infame»

En el año 1930, el presidente argentino Hipólito Yrigoyen era derrocado por un cruento golpe de estado a manos del General José Félix Uriburu, quien instauró una férrea dictadura cívico militar que se extendería por prácticamente 11 años, y que sería responsable de algunas de las masacres más terribles de la historia del país.

El nuevo régimen, también conocido como «La Concordancia» (Alianza entre la Unión Cívica Radical, el Partido Demócrata Nacional y el Partido Socialista Independiente), persiguió con brutalidad al movimiento obrero y popular argentino, quien se organizó a través de la naciente Confederación General de Trabajadores (CGT), pieza fundamental en el proceso de resistencia a la tiranía y que cumpliría un rol preponderante en la organización de la clase obrera.

Llegada la década de los 40´, la dictadura empezaba a mostrar sus primeros síntomas de agotamiento. La crisis económica e interna, el aumento de la movilización social y el descontento dentro de sectores de las FFAA del país fueron el caldo de cultivo para el colapso final del régimen encabezado en ese momento por el presidente Ramón S. Castillo.

El golpe de 1943

El 4 de Junio de 1943, sectores de las FFAA encabezados por el Grupo de Oficiales Unidos (GOU) dieron un golpe militar contra el Presidente Ramón S. Castillo. La asonada militar, encabezada por los generales Pedro Pablo Ramirez, Arturo Rawson y Edelmiro Farrell, instauró un régimen que, al poco andar, demostró ser igual de represiva que sus antecesores.

Sin embargo, la alianza de fuerzas que hizo posible el derrocamiento del presidente Castillo comenzó a mostrar contradicciones en el seno de los militares. En noviembre de 1943, un carismático militar asumía como Ministro de Previsión y Seguridad Social, impulsando reformas sociales apoyándose en los principales sindicatos y movimientos sociales del país: Juan Domingo Perón.

Ya instalado plenamente en el gobierno militar, Perón construyó un movimiento interno dentro de las propias FFAA que le permitió alcanzar el cargo de Vicepresidente de la Nación, junto a su principal aliado, el General Edelmiro Farrell. Esto generó la reacción inmediata de los sectores más reaccionarios de las FFAA que habían apoyado el golpe del 43´, derivando en una escalada violenta con la clara intención de evitar el ascenso del peronismo al poder.

El glorioso 17

El 12 de Octubre de 1945, en una intentona golpista a manos del General Eduardo Ávalos, Perón era arrestado y relegado a la Isla Martín García, siendo reemplazado por el General Juan Pistarini en la Vicepresidencia. Esto provocó la reacción inmediata de la población, quien se lanzó a las calles exigiendo el retorno de Perón al poder.

En los días siguientes, miles de obreros salieron a las calles de las principales ciudades de la Argentina, sumado a las movilizaciones de la CGT quien impulsó una paralización general de la producción. El 17 de Octubre, cerca de medio millón de personas se concentraron en la Plaza de Mayo, frente al palacio de gobierno, en una de las manifestaciones más grandes de la historia del país.

Finalmente, y presionados por la fuerza de la calle, el régimen militar optó por liberar a Perón de su encarcelamiento y traerlo a la capital para apaciguar la enorme concentración que se producía frente a la Casa Rosada en aquel momento. Ahí, el general daba un histórico discurso al pueblo argentino, cuyas palabras quedarían inmortalizadas en los anales de la historia latinoamericana:

«Esto es pueblo; esto es el pueblo sufriente que representa el dolor de la madre tierra, al que hemos de reivindicar. Es el pueblo de la patria, el mismo que en esta histórica plaza pidió frente al Cabildo que se respetara su voluntad y su derecho. Es el mismo pueblo que ha de ser inmortal, porque no habrá perfidia ni maldad humana que pueda someter a esta masa grandiosa en sentimiento y en número» (Juan Domingo Perón – 17 de Octubre de 1945)

Al año siguiente, se celebraban las primeras elecciones democráticas en décadas tras años de autoritarismo en la nación argentina. El 24 de Febrero de 1946, la fórmula Perón – Quijano triunfaba con más del 52% de los votos, dando inicio a uno de los procesos de cambio más importantes de la historia del país.

Declaración pública de Organizaciones de DDHH

Por Organizaciones de DDHH

SANTIAGO, septiembre 30 de 2020.

El día viernes 25 de septiembre 2020 sostuvimos una tercera reunión con la Subsecretaria de Derechos Humanos, Sra. Lorena Recabarren, donde, además, estuvo presente el Ministro de Salud, la encargada del Departamento de Derechos Humanos y Género del Ministerio de Salud; la Comisión de Derechos Humanos del Colegio Médico; responsables de la Dirección Metropolitana de Salud Oriente, la coordinación de la Unidad de Trauma Ocular y del Programa Integral de Reparación Ocular, PIRO así como la Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular, además de las organizaciones firmantes de esta declaración. En esta oportunidad, se abordaron las siguientes temáticas:

– Mejorar la red de atención sanitaria para las y los sobrevivientes de mutilaciones hechas por el Estado: Resulta urgente mejorar la atención integral en salud para las personas sobrevivientes de la violencia estatal con consecuencia de trauma ocular. Se solicita que dicha atención debe ser descentralizada a nivel nacional y contar con recursos humanos, materiales y financieros para cumplir su cometido, asegurando que la atención médica tenga vías expeditas y exclusivas, segregadas de otras atenciones y oportuna de modo tal que resguarde a las personas de todo atisbo de estigmatización y exposición a la retraumatización que no contribuyen al retroceso de las secuelas del estrés del trauma que han vivido. En este marco, se plantea que la valoración de los derechos humanos debe encausarse hacia los equipos médicos y su capacitación para la atención de víctimas sobrevivientes de lesiones ocasionadas por agentes del Estado.

– Exigencia de medidas administrativas prioritarias: El Estado al mutilar a un grupo importante de ciudadanos y ciudadanas no sólo las precariza en su salud, sino que desata el desmedro social, emocional y económico para cada una de estas personas y sus familias que esperan que la Verdad, Justicia y Reparación. Por lo tanto, el Estado tiene que actuar con la misma rapidez que los atacó, para resarcir el daño y dictar medidas concretas que beneficien al universo total de dañados en relación al estado y pago de las licencias médicas, la cancelación de transporte y toda la medicación que implique la atención médica ambulatoria y de hospitalización que se requiera; entregar atenciones oportunas a través de la formación de equipos multidisciplinarios para la atención sanitaria con cobertura médica total dirigida hacia todas las víctimas sobrevivientes y no solo a las personas que actualmente se atienden en la Unidad de Trauma Ocular.

– Puesta en funcionamiento de medidas de No Repetición, AHORA: En este marco, se insiste con la subsecretaría que se requieren garantías de no repetición, a través de la prohibición del uso de armamento menos letal y uso desproporcionado de la fuerza, como un acto mínimo e inmediato que muestre voluntad política para avanzar hacia un Chile promotor y garante de derechos. Desde la misma sintonía, se vuelve a solicitar la destitución del General Director de Carabineros, Mario Rozas, y el fin a la represión y criminalización del movimiento de la lucha social, exigiendo que se aborden las demandas sociales históricas que hemos levantado como pueblo que busca construir un país con más derechos para las grandes mayorías hoy excluidas, donde el respeto y plena vigencia a los derechos humanos sean rectores de los vínculos sociales.

– Creación de una Mesa de Trabajo Intersectorial, Participativa, Resolutiva y Vinculante: Finalmente, insistimos en el carácter y forma que debe tener la participación de la sociedad civil en la gestación, ejecución y evaluación de las políticas públicas, de las personas y familias sobrevivientes de la violencia de Estado, así como de las familias de quienes no pudieron sobrevivir a la violencia institucional ordenada por desde el Estado.

Como punto de acuerdo, se define la realización de una siguiente reunión incorporando al Ministro de Justicia, al menos, para avanzar hacia una política orientada a la Verdad, Justicia y Reparación Integral de las y los sobrevivientes de la violencia institucional, siempre con el objetivo de construir la Mesa de Trabajo con las características ya señaladas. Del mismo modo, se analizarán los avances respecto a la mejora de la atención en salud.

Como organizaciones sociales y de defensa de los derechos humanos en lucha y resistencia reivindicamos el derecho a protesta y a la libre expresión como esencia de una sociedad democrática; reclamamos el ejercicio del derecho a petición y exigencia de derechos humanos y sociales en cualquiera de sus ámbitos y expresiones; hacemos nuestro el derecho a organizarnos para conseguir un mejor futuro para las grandes mayorías desplazadas del bienestar y repudiamos la criminalización y represión a quienes luchan por todo ello.

Llamamos al trabajo conjunto y aunado en una fuerte voz que exija a éste, y a cualquier gobierno, el respeto irrestricto de los derechos humanos y el fin definitivo a la violación de los mismos, podrá encaminar el desarrollo de una nueva sociedad sustentada en la Dignidad y la Justicia. La invitación es a trabajar tras el logro de este objetivo, nutrirnos de las luchas particulares de cada territorio y sus organizaciones. Para gestar este bloque nos reunimos los días domingo a las 19 horas por plataforma zoom.

¡Nunca más sin nosotras, nosotros ni nosotres! ¡Verdad, Justicia y Reparación!
¡Fin a la impunidad y a la criminalización de la lucha social!
¡Libertad inmediata a quienes se encuentran en prisión política por luchar!
¡Mil veces venceremos!

Síndrome del hombre importante

Por Freddy Zarichta

* Después que montan en el «coroto» no atiende llamadas telefónicas a gente del pueblo.

 * Se pierden y andan escondido de la gente común todo el tiempo.

 * Cambian el tono de voz y andan como un pavo real.

 * Todo el tiempo están ocupado para los «pendejos»

 * Cuando andan en carro, suben los vidrios para que nadie se atreva  a saludarlo.

 * Cuando están en la oficina ponen a la gente a esperar horas y horas y  lo más seguro es que están  entretenidos en el Facebook.

 * Ahora tienen «nuevos amigos» y  se olvidan del pueblo que lo eligió

 * Se vuelven paranoicos.

 * No vuelven a las «taguaras» donde comían cuando buscaban votos y «aprenden» a tomar wiski del fino….No el lava gallo.

 * Los hijos  y la esposa se mudan de lugar, porque ya no da cache vivir con los antiguos vecinos.

 * Andan siempre en un eterno chanchullo.

 * Por donde pasan y llegan, parece una caravana presidencial llena de policías y jalas mecates.

 * Se le olvidan los nombres de los miembros de la comunidad que lo eligieron.

 * Muchos de los alcaldes que son elegidos para gobernar se pierden de la comunidad y nunca tienen tiempo para resolver problemas del pueblo y por lo general  mandan a un asistente.

 * Lamentablemente esta es una realidad que  se vive a diario en nuestro país, claro que hay muchas excepciones de verdaderos  servidores públicos, como por ejemplo: La Dra. Marelia Guillen, Directora de salud del Edo Miranda, Ramón Nieves, Director del Hospital del Seguro Social de Mérida y Rubén Avila Avila, Embajador de Venezuela en Kuwait, empresario como Cipriano Uceda hombre de mundo que trabaja por de la humanidad, Jacobo Mora medico humanista de un gran corazón. Ellos son verdaderos trabajadores de este proceso, no como muchos alcaldes y gobernadores que son unos vividores de la revolución.